MEDIOS

NOTICIAS
DESTACADAS

18
diciembre
2018

Jóvenes expresaron alegría y esperanza en Misa de Bendición de los Lápices

noviembre 27, 2017 10:08 AM 11

Los jóvenes coparon nuevamente la catedral, para recibir la bendición espiritual en momentos previos a rendir la PSU, en la tradicional Misa de los Lápices. Muchos de ellos estuvieron acompañados de sus familias.

La Eucaristía fue presidida por monseñor Fernando Chomali y concelebrada por los Vicarios de Educación, padre Francisco Osorio y de Pastoral Juvenil, padre Víctor Álvarez, además del padre Benjamín Donoso sj, coordinador de la Pastoral de Educación Superior (PES).

En su homilía, Monseñor Chomali manifestó a los jóvenes que “ustedes quieren estudiar muchas carreras, pero eso no es sólo un saber, sino también es un hacer. Las carreras son un compromiso y cómo quisiera que racionalidad científica también se convierta en una racionalidad ética, también en una racionalidad que busca a Dios, una racionalidad trascendente, una racionalidad estética, para que podamos tener un desarrollo integral. Ojalá se pregunten qué van a estudiar, y también nosotros los ayudemos a que respondan otra pregunta que es más importante aún, para qué van a estudiar”.

Recalcó en su mensaje que “ustedes llegan en un tiempo privilegiado a la iglesia, porque el Papa asumiendo los dos mil años de tradición ha dicho que tenemos que ir a la calle, ir a los lugares que nadie va y tenemos que romper, como dice el Papa, la globalización de la indiferencia. Dios nos da una vocación que la tenemos que cuidar, vocación que nos hace personas al servicio de los demás, una vocación para construir una sociedad más justa”.

Expresó con cariño que “aquí veo, entre ustedes, ambiente de 800 puntos; se siente en la sonrisa, en la tranquilidad y podría ocurrir que a alguien no le vaya tan bien y quisiera decirles que no pasa nada, el mundo no se cae, porque ustedes valen más que un puntaje. Los fracasos deben fortalecer y ayudan a descubrir la verdadera vocación, pero tenemos que poner lo mejor de nosotros mismos para sacar nuestras habilidades y capacidades. Somos muchos los que estamos con ustedes para que crezcan con alegría y esperanza, para que se den cuenta que vale la pena vivir”.

Las lecturas estuvieron a cargo de los jóvenes; en el ofertorio presentaron un lápiz como símbolo del deseo y compromiso en la formación académica y los dones de Pan y Vino.

Antes de concluir la celebración, el padre Benjamín invitó a los jóvenes que continúen en la educación superior, a integrar la Pastoral de sus respectivas casas de estudios.

Un momento muy esperado fue la bendición de los lápices que realizó Monseñor Chomali. Miles de lápices se levantaron en las manos de los jóvenes que esperaron el paso del pastor con agua bendita. Todo concluyó con una foto masiva en el atrio de la catedral.

Fuente: www.iglesiadeconcepcion.cl